FANDOM


Ya que eres única
6
Número de episodio 6
Temporada 1
Número total 6
Título en Teremedó P’eṭs ûnika
Título en Portugal Já que és única
Data de estreno 8 de febrero del 2015
Lista de episodios
anterior
La chica que tienes que ser
siguiente
Haced lo que quisiereis
Cosas de Hermanas

Ya que eres única es el episodio 6 de la temporada 1 de la serie Cosas de Hermanas y el episodio 6 en total. Se estrenó el 8 de febrero del 2015.

Argumento Editar

El episodio empieza en la puerta de la escuela Traball, donde Karla viene a decir a Kimberly que está muy contenta porque hará un trabajo con el muchacho que ella está enamorado, y si todo fuere bien, le podrá pedir para salir. Kimberly le pregunta cómo lo ha conseguido, y Karla le responde que ellos dos eran los únicos que quedaban sin equipo, porque se había encargado de hacer que todos tuvieran equipo menos ellos. Karla también le dice a Kimberly que a lo mejor ella también sabe planear cosas como su hermana, y Kimberly responde: “Es verdad, tu plan es bueno, ya eres como yo. Ahora tienes que acabar el plan para salir con ese muchacho, y si quisieres, te ayudaré”. Karla dice que está de acuerdo.

En casa de las muchachas, Kimberly informa a sus padres que Karla traerá un muchacho a casa para hacer un trabajo. Entonces Karla entra en la casa y le dice a su compañero de escuela que podrán hacer el trabajo en su habitación. Los padres les dicen: “Si tuviereis alguna duda, podéis contar con nosotros. Y tenéis todo el tiempo que quisiereis para hacer vuestro trabajo”. Karla y su compañero van a la habitación de Karla, y el trabajo consiste en representar una molécula de átomos con unas bolas y unos palos para unir as bolas. El muchacho dice a Karla que han de empezar por la bola que tiene una cruz, pero Karla sólo está mirando a su compañero porque está enamorada de él, y no está muy concentrada.

En la sala de estar, sus padres preguntan a Kimberly si ese muchacho es novio de Karla, y Kimberly dice que no. Los padres dicen que han observado la manera que Karla mira a su compañero, y se nota que está enamorada de él. Kimberly dice que eso es cierto, pero ni ella ni Karla no saben si el muchacho corresponde a este sentimiento. En la habitación de Karla, el compañero le dice que han que pegar dos palos en una bola roja, y luego conectar la bola roja con una bola azul con otro palo. Karla, que había estado haciendo el trabajo muy despacio, mira las instrucciones y acaba de hacer el trabajo deprisa en unos pocos segundos. El muchacho le dice a Karla: “Me has sorprendido una vez más, ya que eres única”.

Karla no sabe lo que decir, y sin querer dice: “Tu rostro es tan bonito…” y el muchacho se sonroja y responde: “La verdad, tú también eres guapa, pero no sabía que también te gustaba yo”. Karla queda sorprendida porque el muchacho corresponde a su sentimiento, y simplemente dice: “Yo…” pero el muchacho se acerca a Karla y le da un beso. En la sala de estar, Kimberly dice a sus padres que no se oye ningún ruido en la habitación de Karla, pero sus padres responden que no se meta en los asuntos de su hermana. Karla y el muchacho salen de la habitación con una caja donde está el trabajo, y dice: “Hemos terminado”. El muchacho se despide de Karla y los demás, y Karla sólo mueve la mano y no dice nada. Kimberly no entiende lo que se pasa.

El día siguiente, en la escuela Traball, Kimberly ve a Karla que coge la mano de su compañero, y los dos están hablando y están riendo. Kimberly va a su aula, y se encuentra con su amiga. La amiga dice a Kimberly que cree que Karla está saliendo con un muchacho, pero no tiene la certeza. Kimberly le preguntará a Karla lo que se pasa, y la profesora viene a hacer la asignatura de matemáticas. Cuando acaban las clases, Kimberly se encuentra con Karla y le pregunta sobre su compañero de trabajo, y Karla responde: “Nuestro trabajo tiene la máxima nota. Y otra cosa: mi compañero de trabajo ahora es mi novio”. Kimberly le dice que ha conseguido acabar el plan con éxito, y Karla dice que está muy contenta y informará a sus padres sobre su novio.

En casa de las muchachas, Karla dice a sus padres que el compañero que vino a casa el día anterior ahora es su novio, y es muy feliz con él. Sus padres felicitan a su hija por tener novio, y Karla dice que saldrán para hacer una cena el sábado a la noche. Sus padres están de acuerdo, pero dicen a Karla que debe volver a casa antes de las 22h. Karla acepta, coge su móvil y se va a su habitación para llamar a su novio. Kimberly se pone a mirar la televisión junto a sus padres. Cuando Karla acaba de hablar con su novio, Kimberly y Karla van a la habitación de Kimberly. Karla dice a su hermana que ella tiene novio antes que Kimberly, y Kimberly dice que a lo mejor ella no tiene tanta suerte con el amor, y en esto Karla gana.

El sábado, Karla se está maquillando para salir con su novio. Sus padres vienen a decir a Karla si están preparados para cenar en un restaurante solos y sin ningún adulto, ya que ellos sólo tienen 10 años. Karla dice que si tuvieren algun problema, les llamarán. Kimberly dice a su hermana que disfruten de la cena. El novio de Karla llega a casa, y coge la mano de Karla y la pareja sale. Kimberly dice que también saldrá, y volverá enseguida. En el restaurante, Karla y su novio empiezan a cenar, y los dos están disfrutando de su encuentro juntos. Mientras tanto, Kimberly va de metro hasta el edificio Pulá, con un presentimiento desconocido. Cuando llega a Pulá, Kimberly se encuentra con el almirante 19, que dice: “Sabía que vendrías”.

En el restaurante, Karla está explicando cosas a su novio, y le pregunta si es que tiene algún interés por conocer la Tierra. Su novio responde que siempre ha tenido interés por las cosas extrañas y diferentes. En Pulá, el almirante 19 pregunta a Kimberly cómo están ella y su hermana, y si hay alguna novedad. Kimberly dice que ahora Karla tiene novio, y luego le explica sobre su ADN diferente. El almirante 19 dice que se imaginaba que era alguna cosa así, y luego le dice que sabe que ella les robó un dispositivo proyector de hologramas. Kimberly le pregunta si le tiene que devolver ese objeto, y el almirante 19 le responde que no, pero tiene que ir con mucho cuidado. Kimberly dice este objeto también hace a la gente invisible, y el almirante 19 dice que ya lo sabe.

En el restaurante, Karla y su novio acaban la cena y Karla dice que ha disfrutado mucho de este momento, y su novio dice lo mismo, le da un beso y se despiden. Karla vuelve a casa, donde se encuentra con Kimberly que le quiere decir una cosa muy importante. Las dos muchachas van a su habitación, y Kimberly dice a su hermana que ha ido al edificio Pulá por un presentimiento, y allí estaba el almirante 19. Karla le pregunta lo que le ha dicho, y Kimberly dice que han estado hablando sobre los descubrimientos de los últimos meses desde que se encontraron, y que él sabe que ellas tienen el proyector de hologramas. Karla pregunta si se ha enfadado por esto, y Kimberly dice que no, pero parece que el almirante 19 sabe muchas cosas sobre ellas.

Kimberly pregunta a su hermana cómo ha ido la cena, y Karla responde que ha sido un buen encuentro, y acordaron que volverán a salir otro día. Kimberly se va a su habitación para acostarse en la cama. Entonces recibe una llamada del almirante 19, que dice a Kimberly que siempre que quisiere hablar con él, le podrá llamar. Kimberly está de acuerdo, y el almirante 19 dice que tiene que hacer una misión, y desconecta el comunicador. En la habitación de Karla, Kimberly entra y pregunta si está durmiendo. Karla dice que no, y le recuerda que al día siguiente no hay clases, y pueden dormir toda la mañana. Kimberly vuelve a su habitación, y Karla dice en voz baja “Te quiero…” pensando en su novio, y se pone a dormir. Kimberly también se pone a dormir, y termina el episodio.