FANDOM


Sigue tu modo
4
Número de episodio 4
Temporada 1
Número total 4
Título en Teremedó Saġeḣ le ṭeu §eyṭ
Título en Portugal Segue o teu jeito
Data de estreno 11 de enero del 2015
Lista de episodios
anterior
Gran broma
siguiente
La chica que tienes que ser
Cosas de Hermanas

Sigue tu modo es el episodio 4 de la temporada 1 de la serie Cosas de Hermanas y el episodio 4 en total. Se estrenó el 11 de enero del 2015.

Argumento Editar

El episodio empieza en el edificio Pulá de Bàrcinon el 1 de enero del 2015, donde los oficiales de la FEF están preparados para despegar la nave FEF 09 y se hará muy pronto. Entonces unos hombres dicen que todo está listo, y las puertas de la cúpula de Pulà se abren. Entonces, la nave FEF 09 despega y sale por la cúpula, mientras unos helicópteros de la televisión están grabando el despegue de la nave. En la casa de Kimberly y Karla, las dos muchachas están mirando desde la televisión el lanzamiento de la FEF 09. La nave vuela por el cielo de la ciudad, y llega hasta el espacio.

10 días después…

Kimberly está trabajando en su habitación, y entonces Karla viene a mirar el trabajo. Karla pregunta: “Veo que estás con tu proyecto… ¿Será que eres hábil para hacer todo bien?”. Kimberly guarda su proyecto en un armario de su habitación, y dice: “Veo que lo tendré que acabar después”. Karla dice: “¿Has de esconder siempre todo para hacer que yo no lo pueda ver? Cuando quisieres enseñarme alguna cosa, ya me lo dirás”. Y Karla se va enfadada. Kimberly sale de su habitación y dice que quiere dar un paseo por la ciudad a sus padres. Luego dice a Karla en voz baja: “Jordy”. Los padres aceptan, y Karla dice que irá con su hermana.

Las muchachas van de metro hasta el hotel Kasa Tot, para hablar con Jordy Kúdigy. Entran en la sala principal del hotel, y hay un hombre en recepción. Kimberly le pregunta por Jordy, y el hombre responde que ahora está haciendo alguna cosa importante y está ocupado. Kimberly le pregunta cuánto tardará, y el hombre dice que unos 20 minutos. Karla dice que pueden esperar, y el hombre responde: “Como tenéis muchas ganas de hablar con él, imagino que sois amigas de Jordy, ¿verdad? Vendrá con vosotras cuando él tuviere tiempo libre”. Las dos muchachas están de acuerdo en esperar.

Kimberly coge el objeto de la FEF que proyecta hologramas, y dice a Karla que aún lo tiene. Karla dice que este objeto fue el causante de una mala broma, pero Kimberly dice que ha descubierto que este objeto también puede hacer invisible a las personas. Karla le pregunta cómo es posible, y Kimberly responde que el objeto crea un holograma vacío en una persona, que hace que se vea lo que hay detrás de la persona. Es decir, la persona queda invisible. Karla le pregunta lo que está pensando hacer, y Kimberly dice que entrará en el despacho de Jordy para investigar. Y dice a Karla: “Hay un viejo refrán que dice: Sigue tu modo”.

Kimberly entra en el despacho de Jordy, y Karla decide seguir a su hermana. Las dos muchachas encuentran un objeto con un botón. Kimberly quiere pulsar el botón, pero Karla le pregunta si tiene la certeza de lo que está haciendo. Kimberly dice que si este objeto fuere lo que ella está pensando, no pasará nada. Kimberly pulsa el botón y se abre un portal. Karla pregunta hacia dónde lleva este portal, y Kimberly dice que la única manera de saberlo es entrar en él. Las dos muchachas pasan por el portal, y acaban en una sala con instrumentos de alta tecnología. Y Jordy está en esta sala.

Jordy dice a las muchachas: “Lo sabía. ¿Supongo que queréis ver todo esto para satisfacer vuestra curiosidad, verdad? Para saber lo que es todo esto, venid e id con cuidado. Y no podéis decir nada de todo esto a nadie, ¿está bien?”. Kimberly y Karla dicen que están de acuerdo, y Jordy explica a las muchachas que esta sala es una sala secreta perteneciente a la FEF, y desde aquí Jordy tiene el control de varias cosas, algunas con el permiso del alcalde de Bàrcinon. El alcalde le proporcionará todo lo que Jordy quisiere si fuere necesario para la FEF, y además desde aquí Jordy puede contactar con la Tierra.

Jordy dice que debería volver a su trabajo en la recepción del hotel, y los tres salen de la sala secreta de la FEF con el portal, y afuera Jordy pone una protección más alta en el botón que activa el portal, y dice una vez más a las muchachas que no digan nada de esto a nadie. El hombre que estaba en recepción le pregunta a Jordy quién son estas dos muchachas, y Jordy dice que son sus amigas y que está todo bien. Kimberly dice a Karla que deberían volver a casa, y las dos se van. En la calle, Karla dice que le gustaría saber más sobre la FEF, y Kimberly dice que hay muchas más cosas que no saben.

En el metro, las dos muchachas están en la línea 4, y el tren se para en el túnel. Karla pregunta lo que harán ahora, y Kimberly dice que no sabe. Karla recuerda a su hermana la frase “Sigue tu modo”, y Kimberly dice: “¡Me has dado una idea!” y va hasta la cabina del conductor. Karla se queda sentada sin saber lo que está pensando su hermana, y Kimberly pregunta al conductor: “¿Qué ha pasado?” y el conductor responde que se ha desconectado todo. Kimberly pregunta si ella podría ayudar, y el conductor dice que alguien tendría que empujar el tren. Kimberly dice: “¡Eso haremos!” y el conductor no sabe por qué ella ha dicho eso.

Kimberly dice a los pasajeros: “¡Ayudadme con telekinesis a hacer que el tren llegue a la siguiente parada!” y la gente no sabe lo que hacer. Kimberly dice: “Recordad el refrán que dice: Sigue tu modo. Pues vosotros sabéis un modo para ayudar a este tren, y tengo la certeza que es el mismo modo que el mío”. Y la gente empieza a concentrarse para usar telekinesis y mover el tren. Y con la telekinesis, el tren sale del túnel y llega a la siguiente parada. Karla dice a Kimberly que no quiere continuar en el tren y prefiere llegar a casa de autobús, y Kimberly dice que ella también piensa lo mismo.

Las dos muchachas cogen el autobús 20 en la plaza de las “Ġlôrias”, donde se habían quedado con el metro, y van hacia su casa. En el autobús, Karla dice a Kimberly que están pasando por debajo de su escuela, pero Kimberly está pensando en otra cosa. Cuando las muchachas llegan a casa, sus padres les recuerdan que el día siguiente han de ir a la escuela. Karla dice que ha habido un problema en el metro, pero han podido llegar. Pero Kimberly no dice nada y va a su habitación, y cierra la puerta para que nadie pueda entrar. Entonces Kimberly coge el proyecto que ha de hacer para la escuela, sonríe y termina el episodio.