FANDOM


¡Largaos de aquí!
14
Número de episodio 6
Temporada 2
Número total 14
Título en Teremedó ¡Marḣew ďakí!
Título en Portugal Ide-vos embora!
Data de estreno 16 de octubre del 2016
Lista de episodios
anterior
La mierda del culo
siguiente
La Tierra, Parte 1
Cosas de Hermanas

¡Largaos de aquí! es el episodio 6 de la temporada 2 de la serie Cosas de Hermanas y el episodio 14 en total. Se estrenó el 16 de octubre del 2016.

Argumento Editar

El episodio comienza en el hotel Kasa Tot, donde Jordy Kúdigy está retomando su trabajo, y se encuentra una nota en un armario que dice que le han quitado los objetos de la FEF porque ya no pertenence a la FEF. Pero Jordy no sabe qué pasó con su doble. Mientras tanto, en casa, Kimberly y Karla están planeando la misión que les dio Jordy, y tienen que ir con cuidado en caso de que fallen. Las muchachas salen de su casa y van en metro a Pulá, e intentan entrar. Pero un oficial no permite la entrada a gente que no sea de la FEF o de una sección del gobierno con permiso. Entonces las dos muchachas se van, pero cogen el holoemisor de la FEF para volverse invisibles, y consiguen entrar. Comienzan su misión de la búsqueda, y tienen que ir a la sección de las informaciones secretas de la FEF. Llegan hasta una sala, y allí encuentran el ordenador que tiene el control de una parte de Pulá…

Karla quiere comenzar a buscar, y Kimberly dice: “¿Tienes la certeza que aquí encontraremos lo que nosotras queremos?” y Karla dice: “¿Y cuál es tu plan? Porque pienso que tampoco tienes un plan”. Karla comienza a trabajar en ese ordenador, y de pronto la sala queda oscura. Mientras tanto, fuera del edificio, parece que el tiempo se ha congelado, porque en las calles todos los vehículos y todas las personas no se mueven, están en una burbuja y el tiempo está detenido. En Pulá, las dos hermanas salen de la sala, cuando encuentran la puerta, y encuentran lo mismo: están en una burbuja temporal y todo está parado. Karla dice: “¿Y ahora cómo podemos volver al tiempo normal?” y Kimberly dice que pueden dar un vistazo por la ciudad congelada. Las muchachas salen de Pulá, y Karla comienza a jugar con la gente de la calle congelada. Pero encuentran otro problema: sus cuerpos están desapareciendo…

Kimberly y Karla vuelven a Pulá deprisa, preocupadas por sus cuerpos inestables. En Pulá, no recuerdan la sala en la que entraron, y se pierden en el edificio. Pero ellas descubren en una zona grande de Pulá que la nave FEF 09 está allí, y los oficiales superiores Pumiky y Ann también están allí congelados. Y unos oficiales están haciendo algo en los motores, pero también están sin moverse, de una manera parecida al resto de personas. Kimberly dice que ha acabado la broma y tienen que volver al tiempo normal, y piensa que sabe dónde estaba la sala que ha congelado el tiempo. Las muchachas encuentran la sala en la que estuvieron antes, pero el ordenador también está congelado. No saben qué pueden hacer, y la única cosa que quieren hacer es salir de la burbuja del tiempo. Pero si no pudieren salir, sus cuerpos desaparecerán. Karla dice que no quiere que este sea su último día, y Kimberly dice que ella tampoco quiere irse a la mierda.

Más tarde, después de buscar en los libros, Kimberly piensa que la máquina del tiempo de Pulá puede ayudarlas a volver a la normalidad. Pero Karla dice que la máquina tiene una gran protección, y además no es utilizada porque allí hicieron una regla que impide su uso. Pero Kimberly dice que ellas están en una burbuja temporal, sus vidas están en riesgo y aquí no hay reglas, tienen que utilizar lo que fuere necesario para salvarse. Y Karla está de acuerdo, y utilizarán la máquina. Ahora el objetivo es que la máquina funcione en la burbuja, y las chicas comienzan a tocar botones. Cuando finalmente consiguen que funcione, ahora tienen que poner una fecha y hora para viajar, y lo hacen. Cuando la máquina está a punto, la utilizarán. Las muchachas suben en la máquina, y de pronto desaparecen…

Las muchachas están flotando entre unas imágenes de la historia de todo el universo, y después acaban en una sala de la FEF, con muchos oficiales de Pulá que las encontraron, y están castigándolas por entrar en Pulá sin permiso. Kimberly les dice que Jordy les dio una misión para entrar allí, y uno de los oficiales dice que Jordy ya no es de la FEF, fue expulsado. Las muchachas no entienden por qué lo sacaron de la FEF, y el oficial dice que esto es confidencial. Kimberly le pide disculpas, y el oficial dice: “Petición de disculpas aceptada, porque sois vosotras”. Las muchachas tampoco entienden nada, y se van. Las muchachas cogen el metro, y Kimberly dice que a lo mejor quitaron a Jordy de la FEF porque pasó alguna cosa con su doble que ellos no saben, y deciden que tienen que hablar con Jordy en el hotel Kasa Tot, personalmente.

En el hotel, Jordy dice a las muchachas que él no les dijo nada a los oficiales de la FEF en Pulá sobre sus acciones porque se lo pidió el almirante 21 directamente, y les dice que antes de hacer un viaje a la Tierra, tienen que hablar con el almirante 21, y lo encontrarán en la nueva holocubierta de Bàrcinon. Las muchachas dicen que están de acuerdo, y Jordy dice que ellas dos son la única esperanza de la FEF y de un buen futuro para el almirante 21. Y les da un pasaje para ir en tren a la Tierra con los STK. Las muchachas se van del hotel, contentas porque finalmente irán a la Tierra. Cuando las muchachas están bien lejos del hotel, Jordy dice: “Ya sé por qué vosotras no tenéis dobles en el mundo paralelo ni en la línea temporal original… Pero aún no os puedo decir la razón de esto hasta ser el momento”…

Las hermanas Duver§la llegan a casa, y dicen a sus padres que ya irán a la Tierra, porque Jordy les dio un pasaje para los trenes STK que pasan por la Tierra. Y antes, tienen que ir a la inauguración de la nueva holocubierta de Bàrcinon porque allí estará el almirante 21 y tienen que hablar con él, según lo que dijo Jordy. Sus padres dicen que la Tierra puede ser un lugar peligroso para ellas, no es tan segura como Teremedó, y los países no están muy unidos. Hay guerras, reglas distintas y mucha diversidad de lenguas, y por todo ello es que no permiten a las personas de visitar la Tierra cuando quisieren. Sin embargo, las prepararán para este viaje tan importante y peligroso, y dicen que en la Tierra estarán solas, sin padres o profesores, y la policía de la Tierra es mucho más dura que en Teremedó. Las muchachas dicen que aceptan los riesgos y se lo comunicarán al novio de Karla.

Karla telefonea a su novio y le dice que irán a la Tierra, y el chico dice que ya se lo pidió a sus padres y no aceptaron. Sin embargo, irá de todos modos, y se escapará de casa. Karla dice que no lo haga, y él dice que lo hará sea como fuere. Y lo hará aunque no haya obtenido el permiso de sus padres. Karla acepta. Los tres del equipo están preparándose para el viaje, pero recuerdan que antes tienen que ir a la holocubierta de Bàrcinon para hablar un poco con el almirante 21, que estará disfrutando allí de la nueva holocubierta. Y una vez más, Kimberly se ruboriza cuándo habla sobre el almirante 21, y así se demuestra que a ella le gusta él. En el viaje pasarán por tres países, para ir hasta una ciudad que se llama Barcelona, porque allí vive el almirante 21. Pero visitarán una ciudad que se llama Lisboa, ya que allí hablan portugués, y ellas hablan esa lengua porque también se habla en Portugània, del planeta Teremedó. Después de planear el viaje, termina el episodio.